Servicio Geológico Mexicano

Factores que controlan un yacimiento

Aumentar
Disminuir

Todos los elementos químicos están distribuidos en la corteza terrestre de forma muy amplia aunque en general, su concentración en las rocas es demasiado baja como para permitir que su extracción resulte rentable. Para que un elemento sea explotable, su concentración debe ser muy superior a su concentración media (clark). Además, una serie de operaciones que se llevan a cabo entre el material in situ y el producto listo para su utilización también deben ser costeables, es decir, su costo debe de ser menor al del valor del material.

 

Por tanto, los diversos factores que controlan la explotabilidad de un yacimiento dependen unos, de la naturaleza misma del material (tonelaje, ley, propiedades físicas y químicas del mineral, posición geográfica del yacimiento)  y otros, de factores económicos (las concentraciones podrán ser o no de interés económico) técnicos (costo en la exploración, explotación, tratamiento y transporte del mineral) y políticos (evolución previsible del mercado); todos están muy ligados entre sí en cualquier momento.

 

Esta conjunción de factores geológicos y económicos, hace que el estudio de los yacimientos minerales sea una cuestión compleja y problemática en la que hay que conjugar la labor de especialistas de distintos campos.  Incluye, desde las cuestiones que afectan a la prospección o búsqueda de estas concentraciones; su evaluación; el diseño y seguimiento de su explotación minera; el estudio de la viabilidad económica de la explotación; el análisis del mercado previsible para nuestro producto hasta factores políticos (estabilidad económica y social de un país) o cuestiones medioambientales, como la recuperación de los espacios afectados por esta actividad. Debido a esto, la industria minera es una actividad de alto riesgo económico, por lo general son inversiones a largo plazo que muchas veces se sustentan en precios del producto minero sujetos a altas oscilaciones. Así, la Investigación minera es una etapa esencial en esta actividad, los gastos que implica la exploración pueden ser muy elevados y se recuperan únicamente  en caso de una explotación minera fructífera. La exploración es la base de la investigación minera y debe permitir la localización de los recursos mineros a explotar, al mínimo costo posible.

 

Etapas de investigación minera


En  una investigación minera como en cualquier trabajo bien hecho, la planificación de actividades a realizar es muy importante, suele subdividirse en este caso en tres etapas claramente diferenciadas de forma que solamente se aborda la siguiente, en caso de que la anterior haya cumplido satisfactoriamente los objetivos previstos. Aunque pueden tener distintos nombres, en términos generales se trata de una fase de pre-exploración, una de exploración y otra de evaluación.

 

1.- PRE-EXPLORACION: Se determina si una zona concreta, normalmente de gran extensión, presenta posibilidades de que exista un tipo determinado de yacimiento mineral. Está en función de la información de que disponemos sobre el yacimiento y sobre la geología de la región de estudio. Suele ser un trabajo fundamentalmente de gabinete, con el apoyo de información bibliográfica, mapas, fotos aéreas, imágenes de satélite, etc., y puede incluir alguna salida al campo para reconocer las zonas de mayor interés.

 

2.- EXPLORACIÓN: Ya establecidas las posibilidades de una región, se pasa al estudio sobre el terreno. En esta fase se aplican diversas técnicas, dentro de las posibilidades presupuestarias. Al  final se debe corroborar o descartar la hipótesis inicial de existencia de mineralizaciones.


TÉCNICAS DE PROSPECCIÓN MINERA . Incluyen las fases de pre-exploración y exploración. Normalmente las técnicas se aplican de forma sucesiva, solo en caso de que el valor del producto sea suficiente para justificar su empleo y solo si son necesarias para complementar las técnicas que ya se hayan utilizado hasta el momento. Estas son:


Recopilación de información. Consiste básicamente en recopilar toda la información disponible sobre el tipo de yacimiento prospectado (características geológicas, volúmenes de reservas esperables, características geométricas…), así como sobre la geología de la zona de estudio y de su historial minero (tipo de explotaciones mineras que han existido, volumen de producciones, causas del cierre de las explotaciones…).

 

Teledetección. La utilización de la información de los satélites artificiales que orbitan nuestro planeta puede ser de gran interés en una investigación minera.


Geología. El estudio en mayor o menor detalle de las características de una región siempre es necesario en cualquier prospección minera. Dentro del término geología, se engloban muchos trabajos de reconocimiento geológico del área. La cartografía geológica (o elaboración de un mapa geológico de la misma) incluye el levantamiento estratigráfico, el estudio tectónico, el estudio petrológico, hidrogeológico, etcétera. En cada caso tendrán mayor o menor importancia unos u otros, en función del control concreto que presente la mineralización investigada.


Geoquímica. Consiste en el análisis de muestras de sedimentos de arroyos, de suelos o de aguas, o incluso de plantas que puedan concentrar elementos químicos relacionados con una determinada mineralización.


Geofísica. Abarca toda una gama de técnicas muy diversas, la base es siempre la misma: intentar localizar rocas o minerales que presenten una propiedad física que contraste con la de los minerales o rocas englobantes; se debe saber aplicarla en un caso concreto en función de dos parámetros: su costo, que debe ser proporcional al valor del objeto de la exploración, y, la viabilidad técnica que debe considerarse a la luz del análisis preliminar de las características físicas de este mismo objeto.


Calicatas o zanjas. En ocasiones,  para verificar a bajo costo nuestras interpretaciones sobre alineaciones de posible interés minero, se pueden hacer zanjas en el terreno mediante pala retroexcavadora que permita visualizar las rocas situadas justo debajo del suelo analizado o reconocido. Permitiendo además, obtener muestras más representativas de lo que exista en el subsuelo.


Perforación. Los sondeos son una herramienta vital, nos permite confirmar o desmentir nuestras interpretaciones ya que permiten obtener muestras del subsuelo a profundidades variables. Son una etapa especialmente importante dentro del proceso de investigación minera.


Interpretación de resultados. Consiste en una toma de datos continua que hay que ir interpretando sobre la marcha, de forma que cada decisión que se tome de seguir o no con las etapas siguientes, esté fundamentada en unos datos que apoyan o no, a nuestra interpretación preliminar.

 

Actualmente para la exploración de nuevos yacimientos minerales, se está empezando a concentrar la prospección en ciertas áreas, las cuales están caracterizadas por contener una acumulación mayor de determinados tipos de depósitos, a estas áreas de especial interés se les conoce como Provincia Metalogenética.

 

Se considera como Provincia Metalogenética, a una región extensa cuyos límites generalmente son indefinidos y donde ocurren ciertos elementos o grupos de minerales de origen común con una determinada concentración comercial y que guardan ciertas relaciones genéticas con la estratigrafía y tectónica regional. Puede extenderse o coincidir más allá de otras provincias (fisiográfica, petrográfica o tectónica), de tal forma que la distribución del mineral en las rocas receptoras varía, además de que puede ocurrir en cualquier nivel cronológico.

 

3.- EVALUACIÓN: Una vez detectada una mineralización que permita suponer que pueda llegar a ser explotada, se pasa a la evaluación o valoración económica y debe ir seguida, en caso de que la valoración económica sea positiva, de un estudio de viabilidad, que contemple todos los factores geológicos, mineros, sociales, ambientales, etc., que pueden permitir (o no) que una explotación se lleve a cabo.

 

La valorización en términos económicos, permite establecer si la explotación es viable o no desde el punto de vista económico. Son dos los principales estudios requeridos para obtener una idea clara de si una concentración mineral se puede considerar o no un yacimiento: la cubicación de sus reservas, y el estudio de su viabilidad económica.

 

CUBICACIÓN DE RESERVAS. Consiste en establecer de forma numérica los principales parámetros de la explotación: tonelaje (o volumen) del material explotable, ley media y ley de corte, así como el valor económico total de estas reservas. Para ello, se parte de datos puntuales, sondeos mecánicos que se extrapolan a datos reales, multiplicados por la potencia para obtener volúmenes, multiplicados por la densidad y por los contenidos (leyes) para obtener el tonelaje del mineral. Este tonelaje, es afectado por el rendimiento de la planta de tratamiento, y en su caso, el precio que pagará la planta metalúrgica por tonelada del concentrado. También hay que conocer los contenidos en elementos que puedan añadir valor comercial o afectar negativamente la producción.

 

Además de estar afectada por los datos puramente geológicos, también lo está  por otros factores, como el geométrico (continuidad de la mineralización), y por el tipo de minería que se pretende llevar a cabo (subterránea o  cielo abierto). De igual modo, el análisis de las perspectivas del mineral, metal o roca a futuro (perspectivas de mercado) podría ser una cuestión importante. Cada caso, tiene un planteamiento económico-minero diferente.

 

ESTUDIO DE VIALIDAD. Tiene como dato de partida el valor económico de nuestra producción, procedente de la cubicación de reservas. El estudio de viabilidad incluye fundamentalmente el análisis de los costos de explotación, aunque a menudo también el de las expectativas de futuro del valor de la producción. Para este análisis, se requieren los siguientes puntos:

 

  • Plazo previsto para la explotación. en términos generales, éste no debe ser inferior a 10 años, para obtener la amortización completa de las inversiones.

  • Técnica de explotación a emplear. Cada técnica requiere inversiones determinadas, tanto en instalaciones como en maquinaria.

  • Tratamiento de la mena. En general depende del volumen de la producción anual, e implica un costo adicional fijo por tonelada.

  • Distancias a los medios de transporte, tanto de ámbito local/regional (carreteras o ferrocarriles) como de mayor ámbito (puertos).

  • Condicionantes medioambientales. En la actualidad son muy estrictas, pueden llegar, desde la prohibición total para realizar la explotación a la necesidad de llevar a cabo una restauración ambiental, cuyo costo se añade al propio de la explotación en sí.

  • Costo de la explotación en sí, que incluye los costos del personal, tanto del personal minero y administrativo, como los costos de explotación (consumibles, energía eléctrica, combustible de maquinarias, repuestos...).

  • Investigación minera, que ha de ser cubierto también por la explotación. Hay que incluir los costos de otras prospecciones llevadas a cabo sin éxito, así como de las que se sigan llevando a cabo para descubrir más yacimientos, mientras que no se produzca otro descubrimiento que pueda asumir los costos.

 

Como se señala, la viabilidad de un yacimiento depende de muchos factores, que además, pueden variar durante el periodo de la explotación, por lo que a menudo se dice que el estudio de viabilidad solamente termina cuando el yacimiento ya se ha agotado. Por ello, la minería tiene la justa consideración de actividad económica de alto riesgo.

 

 

 

Bibliografía:

 

- L.F.Vassallo, Ph.D., “Yacimientos Minerales Metálicos” 4ª edición 2008. Versión OnLine,Bol-e. Centro de Geociencias, UNAM. Querétaro, México
- Canet Miquel Carles y Camprubi i Cano Antoni. Yacimientos Minerales: los tesoros de la tierra. Fondo de Cultura Económica, 2006.
Bibliografía:
- Crescencio Cabrera Toledo, Delgado Vargas Carlos, et.al. Seminario de Yacimientos Minerales. Tesis Profesional, 1984. IPN-Ciencias de la Tierra.
- Victor Manuel López Aburto. Manual para la Selección de Métodos de Explotación de Minas. Facultad de Ingeniería, UNAM. 1994
http://www.banrepcultural.org/
museo-del-oro/sociedades/metalurgia-
prehispanica/mineria-metalurgia-y-beneficio

http://sandrastambul.wordpress.com/
conclusion-de-tesis/

 

 

Factores que controlan un yacimiento Factores que controlan un yacimiento

 

 

 

 

Autor:
Servicio Geológico Mexicano
 
Fecha de publicación:
22 de marzo de 2017

 

Imprime la página completa

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.