Servicio Geológico Mexicano

Micropaleontología

Aumentar
Disminuir

La Micropaleontología es el estudio de los fósiles microscópicos (microfósiles y nanofósiles), que usa técnicas especiales de muestreo, preparación y observación con el microscopio. Es considerada una especialización de la Paleontología por razones de índole técnica, práctica y aplicada, ya que los principios científicos son los mismos. El valor práctico de los microfósiles en varios campos de la Geología histórica y económica proviene de su pequeño tamaño, abundancia y amplia distribución geográfica en los sedimentos de todas las edades y en casi todos los medios, tanto marinos como continentales.



Microfósiles

 

Microfósiles

Los especímenes de Globigerina. Fuente: Elaboración del viaje de HMS Challenger Zoología, vol. IX . Placa LXXIX. (Cortesía de NOAA Photo Library)



La mayor parte de los microfósiles pertenecieron a organismos unicelulares procariotas (bacterias, cianobacterias) y a grupos integrados en Protista, tanto los más primitivos (flagelados) como los más evolucionados (rizópodos, actinópodos y ciliados). Sin embargo, dentro del conjunto de microfósiles se incluyen organismos multicelulares o restos microscópicos de formas macroscópicas. Esto se debe a que generalmente el micropaleontólogo tiende a estudiar y a considerar como microfósil todos aquellos restos de organismos que encuentra en sus preparaciones. Por eso se admite como materia propia de esta disciplina el estudio de restos de organismos cuyo tamaño es tan pequeño que se necesita un microscopio para su identificación científica, y las partes aisladas de macroorganismos cuya inclusión en la Micropaleontología puede parecer problemática, ya que con frecuencia son partes de organismos de mayor tamaño que son objeto de estudio de la Paleobotánica como el polen o las esporas.

Los microfósiles no suelen sobrepasar el milímetro, sin embargo, algunos grupos cuyo estudio se asigna normalmente a la Micropaleontología pueden alcanzar dimensiones tales que su presencia en las rocas puede determinarse a simple vista y es posible lograr una identificación preliminar con una lupa de mano, por ejemplo, los macroforaminíferos bentónicos como Nummulites, Operculina, Discocyclina, o algunos Cycloclypeus actuales pueden alcanzar diámetros de hasta 10 cm. Se suele denominar nanofósiles a los de tamaño inferior a 20 μm. Además, los microfósiles de bacterias, que suelen tener un tamaño inferior a 2 μm, se les ha llamado picofósiles.

Los microfósiles se encuentran ampliamente distribuidos en todos los reinos (morena, protista, vegetal, animal).

Precauciones a tener en cuenta en los muestreos:

  • Conviene ser cuidadoso en conocer con exactitud la situación de la muestra y la zona en la que se recogen los microfósiles ya que eso facilita mucho la labor en extracciones posteriores.

  • Hay que evitar la posible contaminación de las muestras metiendo cada una de ellas en bolsas de plástico separadas.

  • El martillo puede llegar a ser un foco de contagio ya que pude contener muestras fósiles distintas de otras zonas o puntos de extracción.

Preparación de las muestras en el laboratorio:

Se desintegran las rocas para aislar los fósiles y se hacen láminas delgadas de los mismos para su mejor estudio, dependiendo de los tipos de fósiles se utiliza uno u otro método.

  • Macroforaminíferos. Se basa en el estudio de las características internas. Son especialmente buenos para lámina delgada.

  • Ostrácodos/foraminíferos. Se basa su estudio en características externas, debemos aislar el microfósil de la roca que lo contenía y no sirve hacer lámina delgada ya que no ofrece nada para su identificación.

Técnicas de lámina delgada:

En esta técnica las secciones son transversales y longitudinales y son muy útiles para estudiar foraminíferos como alveolinas, fusulínidos. Los requerimientos de la sección dependen del tipo de problema y grado de precisión al que se quiera llegar. Hay que tener en cuenta que cuanto menos daño se le haga al fósil durante su extracción es mejor (especialmente las químicas). También difieren los métodos dependiendo del grado de consolidación de la muestra (muy consolidada, poco o nada consolidada).

 


 

 

Bibliografía:

 

Geología General; E. López Ramos; 2ª Edición.
https://www.google.com.mx/?gfe_rd=cr&ei=
44Q0UCwLonP8geCn4DYAQ#q=paleontologia

http://reuredc.uca.es/index.php/tavira/article/
viewFile/424/pdf_145

http://www.buenastareas.com/ensayos/Fosiles-En-Mexico/5412220.html

 

 


 

Paleontología Micropaleontología

Autor:
Servicio Geológico Mexicano
 
Fecha de publicación:
22 de marzo de 2017

 

Imprime la página completa

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.